¿Quiénes somos?

Nuestra historia

Can Carbó nace el 1991 con la idea de ofrecer un negocio artesano al pueblo y para el pueblo. La idea de crear una pastelería, panadería y cafetería la tiene José Mº Clua y Miriam Pujol, sus fundadores, creadores y propietarios. Ellos dos, imaginaron una gran fábrica de dulces que más adelante hicieron realidad.

Con esta iniciativa surge la primera tienda de Can Carbó, que se sitúa en el mismo barrio: el barrio de Can Carbó, de aquí el nombre del negocio. Además, era dónde el abuelo de Miriam Pujol tenía todos sus campos de payés. Se sitúa en la Plaza Lluís Companys nº4.

En sus inicios, detrás de la pastelería encontrábamos el obrador y las oficinas, pero debido a problemas de espacio y que el negocio ha ido creciendo cada año, se tuvo que trasladar en una nave industrial que se encuentra en la salida de Lloret de Mar dirección Vidreres.

Gracias a los cambios, la adaptación de los nuevos tiempos y la progresión, se abrió otra pastelería el año 2010. Está en el centro del pueblo, justo enfrente la iglesia, se trata de otra pastelería con nuestra estética y nuestros valores. Dispone de una terraza en el exterior para poder disfrutar de las buenas temperaturas que tenemos en la Costa Brava.

Además, el verano del 2014 se abrió otra parte dentro de esta misma panadería. Se llama Sa Carbonera y se trata de una propuesta gastronómica, fresca y joven que ofrece servicio de tapas, montaditos y platos calientes para comer o cenar.

“Elige un trabajo que te guste, y nunca tendrás que volver a trabajar en tu vida”

Misión

El equipo de Can Carbó quiere ofrecer a sus clientes un producto artesano, de casa, de buena calidad y hecho con ingredientes totalmente naturales relacionados con el pan, la bollería y la pastelería, ofreciendo una gran variedad de productos.

También se apuesta por la innovación, el buen trato con el cliente y se tiene en cuenta todos los detalles posibles en el proceso de producción, elaboración y exposición de nuestros productos.

Visión

Can Carbó es considera de importancia en Lloret de Mar gracias a su producto, su filosofía y las ubicaciones. Se ha consolidado en nuestro pueblo, con un claro objetivo: mejorar cada día.

Valores

La ambición de todo el equipo para llegar al camino de la excelencia y la innovación son dos de los aspectos que motivan cada día.

Los principales valores son: rigor, esfuerzo y dedicación. El contacto directo con el público, poder escuchar y atender las necesidades de nuestros clientes hace que crezcamos juntos.